EL MOVIMIENTO ES SALUD: EL DESARROLLO INTEGRAL DEL NIÑO

El movimiento es salud

Continuando con esta serie de artículos basados en el movimiento y la actividad física, hoy vamos a centrar nuestra atención en las primeras etapas del crecimiento y desarrollo del niño.

El desarrollo físico, intelectual, cognitivo y emocional depende del entorno del niño, de la diversidad de estímulos que recibe y fundamentalmente del movimiento. Ya dentro del vientre materno, el movimiento representa un estímulo permanente para el sistema nervioso en formación. Este sistema nervioso se sigue desarrollando y madurando después del nacimiento. Por eso es tan importante que el niño reciba los estímulos adecuados para un desarrollo integral.

La pedagoga María Montessori habla sobre los periodos sensibles en los niños de 0 a 6 años. En esta teoría argumenta que estos períodos son momentos donde los niños muestran un interés especial en aprender ciertas cosas de manera natural y con entusiasmo.
Los principales periodos son:

Orden (0-6 años) Los niños necesitan un entorno estructurado para entender mejor el mundo y sentirse seguros.

Movimiento (0-6 años, sobre todo 0-3): Los niños tienen un periodo sensible al movimiento. En el primer año, se esfuerzan en aprender a rodar, sentarse, gatear y pararse. Luego, refinan estos movimientos y mejoran su coordinación y control.

Lenguaje (0-6 años): Aprenden a hablar, escribir y leer, comenzando con la imitación de sonidos.

Refinamiento de los sentidos (3-6 años). Exploran y afinan sus sentidos a través de actividades sensoriales.

Como vemos, los primeros años son fundamentales para el desarrollo integral del niño.

Según la Organización mundial de la Salud, La actividad física tiene importantes beneficios para la salud del corazón, el cuerpo y la mente; para la prevención y gestión de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes, reduce los síntomas de la depresión y la ansiedad, mejora las habilidades de razonamiento, aprendizaje y juicio, asegura el crecimiento y el desarrollo saludable de los niños y mejora el bienestar general.

Para ello, la OMS recomienda para niños de 0 a 6 años:

  • Los niños menores de 1 año:

    • ACTIVIDAD FÍSICA:
      • Los niños menores de 1 año deberían realizar actividades físicas varias veces al día de diversas maneras, especialmente mediante juegos interactivos en el suelo; cuantas más, mejor. Para los que todavía no caminan, esto incluye al, menos 30 minutos en decúbito prono (tiempo boca abajo) repartidos a lo largo del día mientras están despiertos;
      • Los niños de 1 a 2 años:deberían realizar diferentes tipos de actividades físicas de diversa intensidad durante al menos 180 minutos, incluidas actividades físicas moderadas a intensas repartidas a lo largo del día; cuantas más, mejor;
      • Los niños de 3 a 4 años de edad deberían realizar diferentes tipos de actividades físicas de diversa intensidad durante al menos 180 minutos, de los que al menos 60 minutos se dedicarán a actividades físicas moderadas a intensas repartidas a lo largo del día; cuantas más, mejor;
    • No deberían estar contenidos durante más de una hora cada vez (por ejemplo, en cochecitos/sillas de bebé, ni sujetos a la espalda de un cuidador); ni sentados durante periodos de tiempo prolongados.
    • PANTALLAS: Para los niños menores de 1 año no se recomienda pasar tiempo frente a una pantalla. Seguir la recomendación de que los niños de 1 año o mas, no pasen tiempo frente a la pantalla en actitud sedentaria (como por ejemplo, viendo la televisión o vídeos, o jugando con videojuegos); no pasar más de una hora en actitud sedentaria frente a una pantalla (los niños de 2 años); cuanto menos, mejor; participar en la lectura y la narración de cuentos con un cuidador cuando estén en actitud sedentaria.
    • SUEÑO: deberían tener sueño reparador:
      • Lactantes de 0 a 3 meses de edad: de 14 a 17 horas (los lactantes de 0 a 3 meses de edad) o de 12 a 16 horas (los lactantes de 4 a 11 meses de edad), de sueño reparador.
      • Los niños de 1 a 2 años deberían tener de 11 a 14 horas de sueño reparador.
      • Los niños de 3 a 5 años de edad deberían tener de 10 a 13 horas de sueño reparador, que puede incluir una siesta, con horarios regulares para dormir y despertarse.

Todas estas recomendaciones están enfocadas en el desarrollo integral del niño, que involucra el movimiento y la actividad física, como recurso fundamental para favorecer el crecimiento óptimo y mejorar la calidad de vida.

Lic. Alejandro Patrinós | Jefe del Servicio de Kinesiología
Sanatorio Clínica Modelo de Morón.

Novedades

 

COCINA SALUDABLE
COCINA SALUDABLE
Pancakes de manzana
BIENESTAR EMOCIONAL
BIENESTAR EMOCIONAL
Escaneo corporal
EL MOVIMIENTO ES SALUD
EL MOVIMIENTO ES SALUD
El desarrollo integral del niño

Call Center

 

En el contexto de la cuarentena por el corona virus, comunicamos que la atención del call center sera:
Lunes a Viernes de 7:00 a 20:00 hs.
Sábados de 7:00 a 14:00 hs.
manteniéndose habilitada la opción para tomar turnos por nuestra página web.

4133.1000
5627.1000

OPCION 2

Para agilizar la obtención de un turno, usted puede conocer los días y horarios de atención de nuestros Especialistas haciendo CLICK AQUI

Contacto

 

Clínica Modelo de Morón se encuentra estratégicamente ubicada en el centro de la ciudad de Morón y es el referente de salud de la Zona Oeste.

Dirección: R. O. del Uruguay 234, Morón
Teléfono: +54 11 4133.1000 | 5627.1000
E-mail: atencionalcliente@cmm.com.ar

Whatsapp