LIGADURA DE TROMPAS
LIGADURA DE TROMPAS:
Mitos y verdades


Algunas parejas optan por este método cuando se sienten completas y no desean tener más hijos, quedando la mujer estéril. Sin embargo, pocas cosas en la vida tienen la particularidad de ser definitivas, como lo es la ligadura de trompas. Por eso antes de tomar una decisión de la que ¨no hay vuelta atrás¨, es importante solicitar toda la información al respecto, ya que existen variadas otras alternativas que pueden optarse. Está demostrado que cuanto más joven es la mujer, más probable es que ella se arrepienta. Cierto es que la anticoncepción del 100% no existe. No obstante, la ligadura de trampas es la que más se acerca, con una tasa de fracaso tan baja como el 0.4%.

La técnica quirúrgica consiste en cortar, cauterizar y/o atar las trompas de Falopio, conductos que comunican el útero con los ovarios. En dichos conductos se produce la concepción (encuentro entre el óvulo y espermatozoide). Al cortarse las trompas se interrumpe este encuentro y el óvulo se reabsorbe en el conducto, quedando la mujer sin posibilidad de quedar embarazada, al menos por métodos naturales. El útero y los ovarios permanecen intactos. La mujer ovúla y menstrúa mensualmente, pudiendo acceder a técnicas de reproducción asistida si llegara a arrepentirse.

La mayoría de las mujeres solicita una ligadura durante una cesárea, lo cual lleva unos cinco minutos más de cirugía, siendo el tiempo de recuperación, el mismo que el de la operación cesárea. A las mujeres con partos normales se les aconseja una ligadura laparoscópica programada unas semanas post parto, que suele ser ambulatoria y de rápida recuperación. La diferencia mas importante consiste en no ser necesaria la apertura del abdomen para realizarse. En este caso se utiliza una anestesia general. El tiempo de recuperación depende de la tolerancia del paciente al dolor. Suele presentarse dolor abdominal leve y cansancio. Con menos frecuencia, los pacientes pueden experimentar mareos, náuseas, dolor de hombro, sensación de gases o hinchazón, pero la mayoría o todos estos síntomas suelen desaparecer al cabo de dos a cinco días, logrando las mujeres volver a sus rutinas habituales un par de días después de la cirugía. La actividad sexual puede comenzar tan pronto como la mujer se sienta cómoda, por lo general, después de una semana más o menos. Tratándose de una intervención quirúrgica, no podemos decir que esté exenta de complicaciones. Cualquier cirugía conlleva riesgos inherentes al procedimiento en sí mismo y/o anestésicos.

Mitos
* La ligadura provoca menopausia: como se detalló anteriormente la técnica no modifica el normal funcionamiento del ovario, por lo que la ovulación no se ve alterada. La menopausia se presenta cuando la mujer pierde esta capacidad ovulatoria naturalmente.
* La ligadura corta la menstruación: la menstruación es uterina y responde a los cambios hormonales del ovario. Las trompas seccionadas nada tienen que ver en este ciclo hormonal.
* La ligadura da dolor de cabeza: no hay conexión entre las trompas y la cabeza.
* La ligadura genera falta de orgasmo y deseo sexual: no hay conexión anatómica entre las trompas y la libido. No obstante, existe una asociación emocional y/o psicológica entre la reproducción y el deseo sexual para algunas mujeres. Otras tantas no logran disfrutar de la sexualidad por temor al embarazo.
* La ligadura provoca trastornos menstruales y alteración en la intensidad y frecuencia de los cólicos menstruales. Estudios recientes a gran escala no apoyan la existencia de estos síntomas.  Verdades
* La ligadura puede revertirse: a pesar de que la cirugía de reversión puede estar disponible, no hay garantías de que la inversión va a funcionar. Si la mujer llegara a arrepentirse la fertilización in vitro es una opción válida.
* No requiere atención diaria, como la toma de anticonceptivo, o el control semestral del DIU: de hecho, no requiere ningún tipo de control.
* Aunque la ligadura de trompas es una forma eficaz de prevenir el embarazo, de ninguna manera protege contra las enfermedades de transmisión sexual, por lo que seguirá siendo necesario el uso de preservativo si la paciente disfruta de una vida sexual de alto riesgo.
* La ligadura aumenta la posibilidad de experimentar un embarazo ectópico en la trompa. Este diagnóstico puede evolucionar de forma tórpida poniendo en riesgo la vida de la mujer. También es cierto que el embarazo ectópico puede presentarse en mujeres no ligadas y en quienes utilizan DIU. Además de eliminar el miedo a quedar embarazada, no hay riesgos o efectos secundarios en la salud. Las candidatas a la intervención serian aquellas mujeres con vida sexual activa y en edad fértil que deseen un método anticonceptivo permanente que:
* Hayan recibido información y consejería previa a su realización.
* Tengan el número de hijos que desean.
* Su salud impida un embarazo correcto o ponga en riesgo la salud de la madre.

Para finalizar quisiera comentar que la ligadura tubaria es más complicada que la esterilización masculina (vasectomía). En los tiempos que corren, cada vez son más los hombres que deciden hacerse cargo de la anticoncepción de la pareja, accediendo a la realización de este procedimiento igualmente efectivo y definitivo.


Dra. María Elisa Bértola | Coordinadora de Internación de Ginecología y Obstetricia
Sanatorio Clínica Modelo de Morón.

 

 

Más notas

 

Hantavirus: Información como primera medida.

Hantavirus: Información como primera medida.

¿Qué es? El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones silvestres (principalmente los colilargos) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

Síndrome Urémico Hemolítico (Parte 1)

Síndrome Urémico Hemolítico (Parte 1)

El Síndrome urémico hemolítico (SUH) es una enfermedad que afecta principalmente a niños menores de 5 años de edad. En la Argentina hay alrededor de 350 a 400 casos nuevos por año.

Ver todos los números de Actualidad Modelo

Novedades

 

COCINA SALUDABLE
COCINA SALUDABLE
Carne Papa
TURNOS ONLINE

Call Center

 

Si desea solicitar un turno en forma telefónica, comuníquese a nuestro Call Center al siguiente número en los siguientes días y horarios:
Lunes a Viernes de 7:00 a 21:00 hs.
Sábados de 7:00 a 14:00 hs.

4133.1000
5627.1000

OPCION 2

Para agilizar la obtención de un turno, usted puede conocer los días y horarios de atención de nuestros Especialistas haciendo CLICK AQUI

Contacto

 

Clínica Modelo de Morón se encuentra estratégicamente ubicada en el centro de la ciudad de Morón y es el referente de salud de la Zona Oeste.

Dirección: R. O. del Uruguay 234, Morón
Teléfono: +54 11 5627.1000 | 4133.1000
E-mail: atencionalcliente@cmm.com.ar